Los injertos capilares hoy

Muchas personas llegan a cierta edad con falta de pelo. No se trata solo de hombres ni de personas demasiado mayores. A veces les pasa también a las mujeres y a veces, muchas veces, a hombres que apenas están en sus 20 o en sus 30. Resignarse a lucir una cabeza calva es difícil, ya sabemos lo importante que la imagen es para la autoestima y para la aceptación social, así que muchos recurren al Injerto Capilar.

Este tipo de cirugía si bien era muy costosa y difícil en el pasado ha ido abaratando sus costos y ha pasado a convertirse en un procedimiento totalmente ambulatorio, fácil, de rápida recuperación y bastante económico si pensamos en los beneficios que trae a la vida de una persona que podría quedarse calva.

injerto capilar
injerto capilar

 

Además, el injerto capilar también es recomendable para disimular cicatrices o regenerar el pelo en zonas que por ejemplo han sufrido quemaduras. Así, no se restringe solo a la cabeza sino que también es posible en la barba, cejas, bigote o zonas íntimas.

 

Hay diferentes tipos de injertos capilares. Uno de ellos por ejemplo es el que utiliza la técnica FUE en que se trasplanta folículo por folículo (pelo por pelo). Se extrae con un microbisturí de una parte más tupida y donde se realiza una micro incisión para extraerlo y luego se lo implanta en la zona de cabello faltante con microcirugía (sin cortes). En 72 horas se puede volver a realizar ejercicio físico y ducharse. Esta técnica se recomienda para trasplantes en zonas pequeñas o se puede realizar en varias etapas.

 

Para las zonas más grandes se suele realizar otro tipo de cirugía que es la conocida como FUTT donde se obtienen tiras enteras de folículos capilares. En este caso sí se realiza cirugía y la cicatriz persiste por 13 días. Sin embargo se trabaja con anestesia y es una cirugía simple. Es más económico pero la desventaja es la cicatriz y el post operatorio que requiere de algunos días de reposo.

 

Usando una u otra técnica lo importante es que se recupera el cabello y la persona que antes se veía afectada por la calvicie ya no tiene ese problema.

Injerto capilar: ¿La mejor opción?

La mayoría de los injertos capilares se pueden efectuar en los consultorios médicos, con la ayuda de anestésicos locales. La práctica, realizada en los Estados Unidos desde la década del 50 del siglo pasado, ha pasado a ser, con los avances técnicos y científicosde la industria médica y cosmética actual, una opción viable para aquellos que sufren de calvicie o pérdida o debilitamiento del cabello.

bigstock-Man-loosing-hair-baldness-20339015Básicamente, el injerto capilar radica en la extracción de pequeños injertos de cuero cabelludo,desde un sitio donante que aún evidencie la presencia de cabello y que, más adelante en el proceso quirúrgico que puede durar sólo unas horas,se reubicanen las áreas de calvicie o cabellos menguados.

¿Cuándo se debe realizar un injerto capilar? Veamos… un buen día nos sentimos jóvenes y llenos de energía y, de repente, cuando en un instante nos decidimos a aceptar el paso de los años… la juventud nos abandona. También pasa cuando contamos con un cabello grueso y tupido, que nunca pensamos que es posible perder.La decisión de someterse a un injerto capilar puede dar cabida a riesgos que es necesario valorar frente a los beneficios de volver a tener el cabello tupido que ansiamos desde el momento mismo en que comenzamos a perderlo.

Para disipar cualquier malentendido que gire en torno al injerto capilar y la forma en que varía de otros tratamientos para el cabello empobrecido, debemos aclarar queel injerto no se debe confundir con el reemplazo de cabello, siendo este último el término usado para otras técnicas menos invasivas, donde el pelo sintético o humano se usa para cubrir temporalmente una zona de calvicie y se necesita un poco de estilización y mantenimiento para disimularel nacimiento del pelo. Por otro lado, la cirugía de injerto capilar es una solución permanente, que no requiere ningún mantenimiento continuo.

De manera común la calvicie se imputa a la mala circulación en el cuero cabelludo, la falta de vitaminas, la caspa y hasta el uso excesivo de gorras y sombreros. Sin embargo, todas estas hipótesis han sido refutadas. En la actualidad se sabe que la calvicie o debilitamiento del cabello se debe a una combinación de factores como el envejecimiento, los cambios hormonales y los antecedentes genéticos.

Al igual que ocurre con cualquier procedimiento quirúrgico que decidas llevar a efecto, el injerto capilar conlleva riesgos que, en este caso, se traducen en síntomas como el sangrado y las infecciones. Otros riesgos de menor incidencia pueden incluirla aparición de cicatrices no deseadas,y que el nuevo crecimiento capilar tenga un aspecto poco natural.

Si estás preocupado por el debilitamiento del cabello o el avance inminente de la calvicie, entonces el injerto capilar puede contribuir en gran medida a la mejora de tu apariencia física y confianza en ti mismo.

Para reducir los riesgos al mínimo y garantizar que la cirugía sea un éxito, es elemental que sólo te sometas al injerto de cabello si estás en buen estado de salud general. Debes consultar con tu cirujano todos los posibles riesgos y beneficios que se apliquen exclusivamente para ti.

La cirugía de injerto capilar es, por lo general,una práctica segura cuando se realiza por un médico calificado y experimentado. Si has decidido ya que el injerto es la mejor opción para ti, puedes sentirte más cómodo al saber que este tipo de procedimiento se ha estado llevando a cabo de manera rotundamente exitosa durante más de treinta años.